El asalto al parlamento es la continuación de la comisión de crímenes de lesa humanidad

 

 

 

 

 

Caracas, 05 de julio de 2017

 

Las agresiones graves contra diputados, cometidas por “colectivos oficialistas armados” se inscriben en la continuación de la comisión de crímenes de lesa humanidad que viene auspiciando el gobierno del Presidente de Venezuela Nicolás Maduro Moros, contra la oposición venezolana.

 

A la hora de emitir este comunicado (18:45 horas) continúan secuestradas más de 300 personas en la sede de la Asamblea Nacional de Venezuela, entre diputados, personal del parlamento y periodistas que cubrían el acto con motivo de conmemorarse el día de la independencia; asediadas por colectivos armados.

 

El discurso permanente, sistemático y generalizado del Presidente de la República Nicolás Maduro, sus ministros y altos mandos políticos y militares que identifican a la oposición venezolana, como lacayos del imperio y traidores a la patria, ha venido alentado la configuración de ataques atroces como el del día de hoy contra parlamentarios y la sede de la Asamblea Nacional por parte de “colectivos armados”, en el que han resultado heridos al menos 5 diputados , entre ellos Armando Armas, Américo de Grazia, Nora Bracho, Luis Carlos Padilla y Leonardo Regnault, algunos de gravedad.

 

El modus operandi como se desplazan los colectivos afectos al gobierno, sin que sean repelidos o apresados por los cuerpos de seguridad del Estado, demuestra claramente la complicidad del gobierno nacional y de la propia Fuerza Armada Nacional en favor de estos actos. Y en el caso concreto del día de hoy, el destacamento de la Guardia Nacional Bolivariana de la Asamblea Nacional, a cargo del Cnel (GNB) Bladimir Lugo, destinado precisamente a brindar custodia a esta sede, omitió deliberadamente sus deberes de protección como ya ha venido ocurriendo en el último año.

 

Los ataques contra el parlamento desde el 2015, siempre son cometidos por colectivos armados, ejecutados con intencionalidad y por motivos políticos, dentro de pautas significativas de ideación, planeación y organización.

Control Ciudadano ante el incremento de actos violentos en el país, hace un llamado a las Naciones Unidas para que adopte medidas preventivas que eviten en Venezuela una guerra civil, en el marco de la convocatoria que ha realizado el Presidente de la República Nicolás Maduro, para instalar en 25 días, una Asamblea Nacional Constituyente que demolerá las bases constitucionales de la República y acelerará la comisión de delitos de lesa humanidad contra personas identificadas como opositores, críticos y disidentes.

 

La Asamblea Nacional Constituyente en la que participarán solamente oficialistas, y estará dotada de poderes supraconstitucionales, será un mecanismo abyecto que impulsará el odio y la comisión de crímenes atroces contra gran parte de la población, tal como ya ha sido anunciado por voceros del oficialismo.

 

Rocío San Miguel

Presidente

 

Escribir comentario

Comentarios: 0